The Wall Street Journal habla sobre las perversiones del anime

masthead-wall-street-journal.JPG

El Wall Street Journal, conocido por sus artículos sobre finanzas, inversiones, y negocios (escritos todos en términos legales, de negocios y de aburrimiento) ha publicado un artículo acerca del anime y manga.

Sin embargo este artículo critica el uso del manga y anime por parte de Japón para promover su cultura a través del mundo. De acuerdo con Bianca Bosker, es una cosa negativa , ya que es una forma de propaganda aterrizada en una gran cantidad de elementos pervertidos.

6432-poo_shinji.jpg

“Tal vez el mayor problema es la gran cantidad de elementos con naturaleza sexual, que puede ser excepcionalmente sórdido, por no decir, ilegal. En lo que llevamos del año, 13 mangas, incluyendo “Violame en mi uniforme escolar” y “Banquete de pedofilia II” fueron etiquetados como “libros dañinos” por la prefectura de Kyoto, ya que se muestran muchos actos sexuales que involucran a niñas de menos de 13 años.”

Como fans de anime y manga sabemos que existe esto, hay un mercado real para ese tipo de obras, y obviamente existe por que hay un sector del mercado que lo consume. Sin embargo no se puede culpar a estas producciones o relacionarlas directamente con algún incremento en los crímenes sexuales contra menores. Lo más seguro es que los verdaderos pedofilicos ni siquiera conozcan esta sub-cultura destinada a satisfacer otro tipo necesidades de quienes las consumen (y quienes tal vez satisfacen su perversión de forma ficticia viendo este tipo de material).

La señora Bokster también dice lo siguiente:

“Las animaciones no son inmunes a los colores políticos de Japòn, o a sus relaciones internacionales, especialmente con sus vecinos. Como lo dice Ming Wan, director del programa de asuntos globales en la Universidad George Mason, , hay un límite con respecto a los productos culturales que Tokyo puede poner en sus obras, antes de que el manga y el anime sean vistos como propaganda del gobierno.”

Eso suena a que creen que el anime y el manga es un complot para que todos creamos que los Estados Unidos no son la nación mas maravillosa del planeta. Totalmente ridículo, una de las cosas que mas me gustan del anime es que puedo ver un poco de la vida cotidiana que se tiene en Japón, por ningún motivo creo que difundir la cultura y forma de vida de un país es propaganda política.

Ahora, consideremos que Wall Street Journal es un diario dirigido a publico mas bien conservador. Era de esperarse que satanizaran al anime como en muchas otras publicaciones y programas de televisión. Sería bueno que investigaran que así como hay “cosas perversas” también hay obras de arte e incluso historias cristianas animadas por los Japoneses, y que todos los géneros van dirigidos a diferentes públicos.

Hubiera sido super interesante que el artículo hablara mas sobre el papel que juega esta sub-cultura en la economía de el país nippon. Ese hubiera sido el enfoque correcto para este tipo de publicación, lastima que el ser humano siempre tiende a resaltar lo malo.

Imagen e información vía: Japanator

2 pensamientos en “The Wall Street Journal habla sobre las perversiones del anime”

  1. Solo es una campaña para evitar que animes con contenido reales y de temas politicos no se toquen porque los gringos masones- sionistas y hebreos de mierda, laven la mente de los niños y personas con sus contenidos y dibujos de mierda iluminatis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *