Comentario: sobre la pizza y el manga…

Sky Doll, de Alessandro Barbucci y Barbara Canepa

Como ya sabrán, hace poco el equipo de la Shonen Jump tuvo algo que decir respecto a la distribución ilegal de sus productos afuera de Japón, y muchas personas aquí comentaron que, en efecto, si ellos tienen todo el derecho de quejarse por las repercusiones que los grupos de scanlation tienen sobre sus ingresos, también es cierto que sin éstos grupos los mangas más populares no serían ni la mitad de lo que son de no ser por la accesibilidad y rapidez que éstos grupos nos proporcionan.

A partir de esto, me vino a la mente un tema que muchos preferimos dejar de lado: ¿Por qué las nuevas generaciones prefieren el manga sobre el cómic que se produce en su país? No sé ustedes, pero al menos yo he notado que, gracias a esto, muchos autores tratan de imitar el estilo (estilo dije, que no la esencia) del manga en sus propias historias para tratar de cautivar y atraer lectores. Pero no nos hagamos tontos: tengan o no “ojotes” o “color de cabello rosa chillón”, los personajes e historias de autores latinoamericanos, estadounidenses o europeos no pueden tener el encanto de un manga original, por eso muchas veces son dejados de lado. Y aquí viene el punto de lo que les quería comentar:

¿Qué sucede cuando un cómic influenciado por el manga (la narrativa, composición y por supuesto el diseño de personajes) es tan bueno como un manga original de Japón? He visto que, aún así, lo dejamos de lado porque claro, como no es japonés (o ni siquiera asiático), simplemente es un intento barato de manga que no se merece ni un vistazo por su falta de “originalidad”. La verdad es que hay muchos mangas no japoneses que están destacando por su calidad, pero no encuentran mercado porque o los otakus los rehuimos por su procedencia, o la afición al cómic simplemente los ignora por ser un manga más del montón.

Creo que aquí voy a parafrasear la “paradoja de la pizza” (de Svetlana Chmakova), que siento que tiene mucho que ver: ¿Una pizza no es una pizza si no está hecha en italia?,de igual manera ¿un manga no es un manga si no está hecho en Japón?.

Dramacon, de Svetlana Chmakova

Estoy de acuerdo en que el manga en sí siempre ha sido una tradición y un movimiento cultural muy propio de los japonenes, pero también creo que, con toda su expansión, miles de artistas con muchísimo talento tienen el derecho de crear un estilo propio siendo influenciados por el manga que consumían desde su niñez.

Tal vez todo reside en la calidad del producto, en el mensaje que se quiera transmitir, o simplemente todo termina siendo un medio de expresión con el que la persona se vale para darse a conocer…estarían dispuestos a consumir un arte secuencial con ése estilo aunque no provenga de “la tierra que la vió nacer”?

12 comentarios sobre “Comentario: sobre la pizza y el manga…”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Tema interesante, sobretodo cuando hay casos en hoy en día como por ejemplo España, donde editorial Glenat está sacando adelante a un grupo de autores españoles y latinoaméricanos (Me parece que hay una argentina por medio) con una linea manga llamada Gaijin. En ella hay muchas obras que me interesan bastante y poco y nada me importa que sean o no de Japón.
    Por acá en mi país (Chile) Caleuche comics hace lo suyo y hace poco sacó un especial manga, me parece que es una de las únicas revistas de comics que hay por estos lares (si es que no es la única) Y en realidad, hacen un trabajo excelente.

    Ahora… ¿Es manga o no es? A mi juicio es simplemente un comic con mucho del estilo japo, pero manga como tal no puede ser porque no es de allá, así de simple. Eso no le quita que algunas sean obras excelentes y que valen la pena consumir, de paso para también apoyar a los propios autores. La gente que no los valora es porque simplemente no se ha dado la oportunidad de “mirar” siquiera.

  3. Sin duda que lo seguiría, siempre y cuando como comentas cumpla con una buena historia. La influencia sin duda se debe dar, pero sin llegar a ser lo que hizo Nick Simmons con Incarnate.
    Concuerdo completamente con lo de los scanlation, le han dado mayor difusión de lo que originalmente hubiesen logrado. Lo mismo creo va para los fansub, obviamente siempre sin animo de lucro por su parte.

    No se porque la imagen de portada me recuerda a Brittany Murphy XD. Espero no ser solamente mi

  4. Hummm… buen tema… Aunque, a la verdad, en mi caso personal yo prefiero “consumir” mas manga por el hecho que las historias, mas el buen dibujo, mas (como dices tu) el solo hecho de ser Japones lo hyace atractivo a mis ojos, aunque en realidad ni se me habia pasado por la cabeza el leerme un “comic” o una “historieta” habiertamente.

    Habra que ver si estos “intentos de Manga occidentales” llegan a tener tan atractiva forma que los “Made in Japan, with love <3". El manga yo lo veo mas como un arte japones que algo occidental, pero si hay alguna historia buena que se vea genial entonces seria bueno por lo menos echarle un vistaso.

  5. LOL Cuando leí el título no sé por q automáticamente creí q iban a hablar de CODE GEASS…

    El tema da para pensarse. Lo q pasa es q normalmente lo q se copia es simplemente el estilo visual y el diseño de personajes. Y a veces ni eso. Por ejemplo la imagen de la portada del artículo podrá tener ojos grandes y cabello colorido pero ya de frente te dice (por las poses y la gran atención a los “efectos” de imagen) q es un más un comic gringo con aaalgo de referencias japonesas.

    No sé como será en otros países, pero los intentos q he visto de parte de los gringos son casi todos un soberano FAIL, por la poca atención a los personajes y la sobrecargada estética de comic de superheroes en spandex. Y ni hablar de Nick Simmons q tiene de dibujante lo q yo de gimnasta olimpico. Menos mal q el tipo fue tan estúpido y newbie q no notó q los fans de BLEACH lo dejerían en evidencia A LA PRIMERA.

    En el lado positivo, sé de buenas iniciativas en España y Argentina (q tiene aunq muchos no lo sepan una larga tradición comiquera) donde editoriales publican obras enfatizando q son mangas y no comics. Incluso aquí en Perú lo senpais otakus de SUGOI (una revista soberana en lo q a anime se refiere) publicaron hace años y constantemente una revista de manga donde todos los autores eran nacionales. Y debo decir q el material era muy bueno y q se veía bastante calidad tanto en historias como en arte.

    Lo q de todas maneras debe evitarse es caer en la pretenciosidad y ridiculez de decir q “he creado un nuevo estilo nacional q combina el manga con el comic y etc, etc”. No. Punto. Hacer un manga es mucho más difícil de lo q parece y no bastan ojitos grandes ni gotitas en el pelo para decir q estás haciendo algo remotamente parecido a lo q es toda una industria y una tradición en Japón.

  6. Pues yo la verdad si me gusta leer comics como tal de Marvel o DC, es cierto que hay varios dibujantes que estan influenciados con la cultura Japonesa, peroel hecho de que de la vista nace el amor no es suficiente para alguen que consume un producto y no paga poco para consumirlo, lo que quiero decir es que no solo el dibujo influye al momento de leer algo, si nos quedamos solo con esa idea, nos perderemos de muchas cosas buenas

  7. En América latina no existe la cultura del cómic como en USA, y los cómics de origen como Mafalda tampoco tuvieron exito por si solos, fueron llevados a la televisión y ahí esta el éxito; el manga solo se baja en estos países, y felicito las iniciativas nacionales de historietas, como resultado del manga ilegal que de otra forma nunca llegaría

  8. El anime también influye. Muchas de las series que uno ve no tienen un final absoluto y esto te hace ir a por el manga para terminar con la historia. Mientras que las series animadas gringas carecen de popularidad por sus argumentos y dibujos del orto y por ende no hacen que un posible lector se anime a ojear el comic. No hace falta que traten de copiar la estetica manga, mientras sean capaces de dibujar personajes agradables a la vista y con argumentos que sean entretenidos, novedosos e interesantes, tendrán exito. También deberian de desechar a los super heroes y enfocarse en nuevas propuestas.

  9. En realidad, y hablando estrictamente, tanto manga como comic son la misma cosa. Sólo es el nombre que se le da en cada país (Japón y EU respectivamente) a la narración gráfica basada en viñetas, globos de diálogo y onomatopeyas. En nuestro caso es historieta.
    Hablando de estilos, es evidente que cada país tiene el suyo. En lo personal, prefiero, por mucho, el japonés sobre el americano principalmente por su historia y narrativa. Los japoneses suelen ser mas humanos, se centran más en los sentimientos y los motivos que impulsan a los protagonistas en hacer lo que hacen. En el cómic suele dársele mayor importancia al poder, el contexto y las batallas épicas. Esto se refleja en el dibujo. El cómic es más real, a veces casi como fotos. El manga es más estético, se busca la perfección de las personas. No soy un experto en cómic pero creo que hay mucha más variedad en cuanto a historias en el manga. Un manga puede leerlo desde un niño hasta un anciano y se divertirá porque existen géneros pensados especialmente en ellos.
    Ahora…la historieta latinoamericana en un principio sí tenía un estilo. Memín Pinguín, La familia burrón y Condorito son pruebas claras de ellos. En su mayoría eran enfocadas a la sociedad, la comedia y la política. Hoy en día surge esto que dice Daniela, los artistas mezclan estilos americanos con japoneses creando un producto de me deja mucho que desear. No tiene ni la fuerza del cómic, ni la complejidad del manga. Es un trabajo que luce con poca esencia y forzado, claro que habrá sus excepciones.
    El problema no es el dibujo, es la naturaleza con la que las historias nacen en la mente de los autores. No como una imperativa necesidad de expresar un sentimiento hacia el mundo, sino como un producto comercial que intenta equiparar lo realizado por artistas extranjeros. Cuando el “mangaka” latinoamericano empiece a sentir el arte de la historieta, por gusto y no por necesidad, surgirá una buena industria de la cuál carecemos en este momento.

    1. Ahora que lo mesionas. Ni si quiera se me habia pasado por la mente el comparar al mitoco “Condorito” como una historieta, ya que esta es mas de caracter humoristico que de narrativa, onda con historia, y acontesimientos, pero en verdad tambien lo es.

      Aqui en Latino America lo unico que conosco es a Mafala y Condorito, pero aparte de eso no reconosco nada mas, y las dos son de humor estilo “4koma” (xD … por asi decir).

  10. Me encanta el manga y el estilo oriental. y siempre eh apoyado a autores independientes. pero no todos piensan asi. y si como dice el articulo apenas bemos que no es japones y lo depresiamos (muy mal). ah aunque tambien opino ques seria bueno tratar de impulsar un nuevo tipo de estilo no solo que este basado en el estilo manga si no uno nuevo y que se identifique mejor con su cultura.

  11. Lo que sucede es que los creadores de comics y de historias fuera de Japón que son influenciados por el manga, se basan en lo superficial para lograr resultados, es decir, imitan lo de que se ve a simple vista, tratando de copiar algo que no dominan a la perfección y por ende sus trabajos no tienen el resultado esperado.
    El problema de esto radica en que, la mayor parte de las personas que son creadores ( e incluso algunos consumidores poco informados) y que están influenciados de alguna forma en el método japonés consideran o creen de forma erronea que el manga es una estética, un estilo creado en japón y que consiste en hacer personajes con ojos grandes y cabelleras exajeradas, sin tener en cuenta los parámetros verdaderos que conlleva la creación de un manga, y por ello siempre caen en lo mismo, y los trabajos serán siempre de menor calidad o incluso defectuosos. Creo que empezando por eso, es que se llega al fondo de el problema, el no comprender lo que se está haciendo, el no darse de cuenta de que el manga no es un estilo o una estética, es una TÉCNICA, un método de trabajo que los japoneses han perfeccionado desde hace mucho más tiempo del que se cree, y eso es lo que lo hace tan llamativo, tan elaborado y tan lleno de vida. La perfección de la técnica, la práctica constante, vencer la pereza y hacerlo con pasión más que por necesidad (como dice Hao) es lo que ha llevado a los japoneses al lugar donde están, tanto en las historias como en las ilustraciones. Sin embargo hay que entender que, en Japón un buen manga es bien remunerado, en Japón el mangaka es un trabajador como cualquier otro, mientras que en el resto del mundo, bueno, el panorama es más complicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.