Comentario: Tiger & Bunny

-Es hora de cambiar de marido Nameh, que Kotetsu ya se va.- le da palmaditas en la espalda en señal de apoyo. -Pero… pero… ¿Qué haré ahora? Mi moreno alto espectacular, de barbita tan característica y completamente sexón me deja sin más. Crueldad, pura crueldad.- Se queja entre lágrimas mientras mira al horizonte y recuerda aquellos momentos tan lindos vividos. Aún los puede ver, su grupo de héroes nunca le dejarán.

Sunrise la ha sabido hacer. No es la mejor serie del año ni mucho menos, pero sí una de las que quedarán como emblemas del mismo a causa de distintos motivos. Fueron 25 semanas que disfrutamos de la historia de Kotetsu T. Kaburagi, Barnaby Brooks Jr. y el resto de compañeros héroes auspiciados por distintas empresas, que luchan contra el mal con ayuda de sus propios poderes especiales y siendo filmados en todo momento para el programa/reality que protagonizan.

Digamos, tomaron el asunto de los mutantes en X-men, con sus complejos, su rechazo social y las diferencias y se preguntaron ¿Y qué pasaría si se comercializara el asunto? Naciendo Hero TV. Un plan para algunos brillantes, para otros un exceso y para también muchos, una real mierda.


Es así como cada Hero tiene sus marcas atrás que pasan a ser los “jefes” y los auspician con los sueldos, a cambio de que lleven los logotipos por todas, todas partes. Capitalismo, puro y poco santo capitalismo ya que además no son marcas random, sino que resultan para todos fácilmente identificables en nuestra vida cotidiana. Me imagino que le debe de haber significado a Sunrise una barata de costos importante, con una superior a todas las demás. Blue Rose, la chica guapa del asunto, es la idol del asunto que es auspiciada por Pepsi con su variable “Nex Zero”, que nos significó ver la propaganda en todos los episodios.

Pasando al contenido de la serie, tenemos una variable de personajes que lograron cautivar de manera efectiva en el fandom general. Cada uno con su estereotipo bien destacado, algunos salieron sobretodo beneficiados con sus capítulos y tramas protagonistas, hablando de por ejemplo, los casos de Sky High y su robotenamoramiento y Origami Cyclone, con su complicada amistad del pasado.

Tenemos una primera mitad de la serie que lleva relación con el pasado del rubio 4 ojos y su misión de acabar con el asesino de sus padres, aprendiendo en el camino sobre compañerismo y real amistad gracias al señor Kotetsu. Jake Martinez y Kriem fueron sin duda unos enemigos geniales en cuanto a estilo se refiere, y entretuvieron bastante en sus episodios.
Pasando a la segunda parte y final, tenemos que la aventura con respecto a la organización Uróboros continúa y con un final boss “inesperado”. El buen hombre y cariñoso con Barnaby, creador de Hero tv que en realidad es el malo maloso manipulador de recuerdos. Pero aquí el protagonista es Kotetsu, cuando ve que sus poderes son disminuidos y su hija, Kaede, manifiesta su habilidad como next que resulta bastante particular. Copiando el poder del next que la toque, cosa que se volverá fundamental en el momento en que su padre se vea rodeado por sus amigos en plan de enemigos, ya que lo han olvidado y ahora lo ven como el asesino de quien cuidó por tanto años a Barnaby, la adorable señora Samanta.

¡ES ÉL!

No tiene una trama rebuscada, tampoco superior, pero fue lo suficientemente entretenida para que por ejemplo yo, esperara feliz los fines de semana para poder disfrutar del episodio semanal. Acción, suspenso, romanticismo y comicidad se unen para darnos una serie que puede resultar típica en su género de súper héroes, pero que cumple a cabalidad su objetivo. No es agotadora, resulta entretenida y muy disfrutable para un público general (en mi casa, tanto mi cuñado, como mi hermano y yo la veíamos felices de la vida).

¿Y entonces, por qué algunos la detestaron tanto? Personalmente creo que esto se basa en dos ejes fundamentales. Primero, no es OOOOOOSOOOOMMM como algunos hubiesen querido, los buscadores de tramas profundas y vueltas de tuerca no encontrarán nada de eso aquí, y si a eso le sumamos la descuidada calidad de animación que Sunrise nos entregó en ciertos episodios (y digamos, muchos), se hartaron y decidieron dejarla a un lado.

Inspirador para "el otro eje"

¿Y el otro eje? El fandom. Que para esta serie, habría que adivinar si la producción lo esperaba de ese modo o no. Hablamos de las odiadas, despreciadas y poco comprendidas fujoshis, que en cuanto vieron al par protagonista y su relación de compañeros que se llevan mal, los usaron para cuanta cosa se les vino a la mente. Bajo esta premisa, Sunrise se aprovechó de alimentar a su fanaticada extrema y regaló varias escenas que muchos no dejaron pasar, dando como resultado un incremento desproporcionado del amor por una supuesta relación BL de la serie que no es canon, seamos claros. Y con eso, es cosa de mirar por la web tanto merchandising que ha salido de la temática favorita de las jóvenes pubers (Nameh quiere el Dakimakura del par abrazados para su cumpleaños, gracias) que vende como pan caliente, sumándole la cantidad de doujins y es que la serie sea como sea y aunque a muchos no les agrade, ha tenido buen éxito.

Si sumamos los dos factores, dan como resultado que muchos la rechazaran de plano, que no les gustara sin siquiera darle la oportunidad o que otros la desecharan en el camino. Pero es lo que sucede con todas las series, no todos la siguen hasta el final. Eso definitivamente no quita, el que haya cumplido con su objetivo a cabalidad.

No. No es Safu-Dios-BichoGigante que viene a resucitarlo...

Pero ya, hablemos del último episodio. ¿Me emocionó? Pues no, habría sido demasiado epic que Kotetsu hubiese muerto, así que ya desde la semana pasada tenía claro que saldría vivito y coleando de la situación (Y por algo es que no me puse con estado civil de viuda en fb, OKNO). Resultó en lo que seguro, la mayoría esperaba. Todos felices y contentos, Kotetsu retirado, Barnaby le sigue los pasos y terminan tras un año en la sección b de los héroes, ya que el primero tiene unos poderes con duración máxima de un minuto. El viejo malote se autoborra la memoria y nos dejan el pase abierto a cualquier otra producción al respecto ya que nos dan a decir que Uróboros, la organización malvada de la serie, sigue actuando.

Que ideal Sunrise, puedes crear un montón de series al respecto con distintos personajes y poderes a base de una organización malvada. Y que, si aunque los acabaran, podrían seguir creando proyectos a base de la idea, que por mucho que a algunos no les guste, resulta atractiva y muy útil para tener variables series sobre su base. Es cosa que los señores estos la sepan aprovechar, y seguro que lo sabrán hacer (de otro modo, dejan escapar una gallina de los huevos de oro).

Y para concluir, dejo la imagen que me representa. Es que yo entiendo a Karina

9 pensamientos en “Comentario: Tiger & Bunny”

  1. Creo que lo mejor del final fue ver que Origami aprendía a hacer _algo_, aparte de posar y mostrar a sus sponsors.

    Fuera de eso, final pasable, salvo esos aprovechamientos descarados de la debilidad de las fujoshis, que de verdad no vienen a cuento en absoluto. Ojalá hagan una segunda temporada con nuevos personajes y una trama más seria, ya que creo que lo que muchos esperábamos era, con la premisa de Hero TV, ver una crítica más Sunrise sobre el capitalismo y parodias de los X-Men (que apenas tuvimos uan ligera muestra en el final).

    Y +1 a lo de Karina. Si es que todas deberían aceptar que un hombre experimentado es mejor que un hottie cuatro ojos…

  2. Me gusto bastante la serie, como dijo nameh, no es la mejor del año. Pero algo k le reconosco fue que logro mantenerse dentro de su nivel durante 25 episodios. Extraño, aunke el inicio era flojo por algun motivo daban ganas de ver lo que seguia, creo k lo mejor fue lo de Jacke Martinez, fue un gran arco. Espero que sunrise siga aprovechando este proyecto que se puede abordar de muchas formas.

  3. a falta de ver el ultimo cap que tengo reservado para acabarlo con un amigo este finde. diré que la serie me ha encantado, los personajes m gustaron de verdad, kotetsu es un protagonista original en lo estético y un poco mejor que la mayoria de esteriotpos. el resto de personajes hacian bien el papel y daban vida a un grupo de forma muy agradable. la serie en si me ha caido en gracia por diversas razones y la guardaré bien, se ha ganado por meritos propios mi cariño.

  4. Ya habia visto esta serie y toda su idea resumida en una pelicula “boliwoodense”de nombre Hancock, no se si la vieron pero con eso saben de que va esta cosa.

    Por otro lado, lo que me atrae de esta serie es el arte, será cosa de que la continue viendo pero la idea ya la he visto en otro lado asi que lo que me genere ya es ganancia.

  5. Hace tiempo que no comentaba por acá… Me gustó la serie, algunos personajes en ciertos momentos me caian pesados como por ejemplo el mismo Kotetsu, pero poco a poco se iban redimiendo. El juez, que no recuerdo el nombre del personaje, estuvo bien, pero creo que les faltó darle más peso en la historia, porque sin duda alguna él tenía razón en la mayoria de los casos. El jefe final, estuvo muy bien en su papel y el final de kotetsu no me gustó, practicamente quedó como un payaso… Lo hubiecen puesto de profesor o instructor en la academia de Next. Sin duda alguna que va a haber segunda temporada, la custión queda en ver como mantener a Kotetsu como personaje principal, ya que con el nivel de sus poderes no creo que tenga chance al enfrentarse a la organización uroboros. Solo queda esperar a ver que se inventan. Ah claro y esperar a ver si ese libro que está leyendo Karina rinde frutos jaja.

  6. Sigo desde hace tiempo este blog, ¡buenas reseñas! Recientemente vi Tiger & Bunny y buscando en Google algo de esta serie llegué a este articulo, y decidí comentar.
    Quien comentó “Salvo esos aprovechamientos descarados de la debilidad de las fujoshis, que de verdad no vienen a cuento en absoluto”, podría decirse en ese caso lo mismo de las escenas de Karina enamorada que noto no te disgustan. A mi parecer las escenas emotivas entre Kotetsu y Barnaby son preciosas, tanto si te gusta verlos como enamorados o amigos, demuestran cuanto afianzan su relación y considerando el mensaje de compañerismo que tiene la serie me parece que no están nada demás, aparte me parece bien que si gran parte del público apoya la pareja contenten a los espectadores.
    Si Kotetsu hubiera muerto me hubiera traumado TAT… Los finales trágicos pueden ser épicos, pero suelo preferir finales más felices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *