ikoku14

Comentario: Ikoku Meiro no Croisée

Otra que tras acompañarnos la temporada nos deja. Con 12 episodios (y especial en camino) Yune, Claude y el resto de citadinos de Paris y más específicamente, de la “Galerie du Roy” se despiden con un tierno y feliz último episodio. ¿Pero qué ha sido de este hermoso pasaje por las aventuras de la pequeña niña japonesa que llegó para conocer todo el asombroso mundo occidental?

Personajes, historias y pasados no todos muy felices, se nos fueron presentados. Yune, encantadora como siempre (y para algunos, hasta hostigosa), descubrió un nuevo y completo mundo, lleno de costumbres desconocidas, que la fueron cautivando con el pasar de los capítulos. Una hermosa historia que a su suerte poseyó de una animación que partió preciosa y fue decayendo en el camino, pero nunca llegando a puntos críticos, con un colorido a mi parecer precioso y lleno de paisajes ambientados en la época que encantan a cualquier fan de las series con temáticas históricas. Un ost muy rico, que ambientaba perfecto en los episodios, con tonadas suaves y disfrutables, de las que considero imperdibles para escuchar sólo por placer a la buena música.

Una trama que cierto, pecó de plana y falta de real emoción, pero que al menos encanta todo el tiempo. No es un must, no es una obra maestra, pero sí una serie que podría ver perfectamente con mamá, y sé que le encantaría.


Yune comió cosas típicas para nosotros que le parecieron de lo más curiosas. Sí, todo quien la vio la recordará probando el queso. También la vimos amoldándose a un mundo guiado por la revolución industrial, que lleva unas costumbres completamente distintas a su acostumbrada tierra natal, además de poseer clases sociales ya según los ingresos, una clase burguesa arrolladora y otra trabajadora y humilde. Dos mundos distintos que se cruzan a ojos de esta chica que incluso, le toca conocer a un niño pobre y ladronzuelo, que tras robar algo de la tienda, logra conocerle y cambiarle, al menos para con ella.

También conoce a la simpática y encantadora Alice, hija de familia rica y fanática de toda cosa nipona, que en cuanto sabe que una real japonesa ha llegado a la que es ahora “su” galería, corre a conocerla y rápidamente entablan una hermosa amistad. Con ella, también hace aparición su hermosa hermana Camille, quien guarda un pasado común con Claude. Son justamente ellas dos con quienes más me quedo de la serie. Por un lado, Alice representa los sueños de cualquier niña rica que teniendo un futuro ya preparado, corre libre haciendo lo que quiera con su servidumbre por detrás. Y destaco lo de niña, porque su hermana representa completamente lo contrario. Camille es una adulta presentada ante sociedad, lo que implicaba en esos tiempos un decoro espléndido y sin muchas opciones, sin embargo lo asimila de manera tranquila, a pesar de ver con nostalgias su niñez y con ilusión la vida de su hermana menor.

Y mientras vemos las reacciones de Yune con todo su alrededor, Claude sufre las pesadumbres de tener que acostumbrarse a ella, representando el lado contrario de la situación, ya que no comprende para nada las actitudes orientales. Tendrán encuentros complicados, situaciones difíciles y malos entendidos que se solucionan al comprender las buenas intenciones de ambos.

El pasado, de la mitad hacia el final, juega un papel fundamental. Primero con el los capítulos dedicados al pasado de Camille y Claude, ambos amigos que aunque el segundo lo veía todo normal, la chica entendía que no era una situación correcta dada sus diferencias sociales. Algo que terminó en no entendimiento de ambas partes, y dados los futuros tan distintos de ambos, irreconciliables. Luego pasamos al pasado de Yune con relación a su hermana, que por tener ojos claros era rechazada, y para ayudarla, decide convertirse en sus ojos con un “hechizo” que hablaba de sólo poder verle a ella. Para mala suerte, por una enfermedad Shiome queda ciega, y a causa de eso la pequeña se tortura pensando que fue la culpable. Y por último, la relación complicada de Claude con su padre, de carácter tosco y frío.

Es este último pasado el que cierra el último capítulo de la serie. Yune intentando conocer más el trabajo de Claude, toma unos guantes sin saber que pertenecían al padre del joven, que molesto se los quita de las manos. Él le dice que puede salir, y ella al escuchar un cascabel, piensa que se trata del gato perdido de una de las tiendas de la galería y lo decide buscar.

Claude al no encontrarle por ninguna parte, todos terminan ayudándolo hasta que la ve encaramada en el techo de la galería, con la explicación de que ha seguido el sonido del objeto. Discuten, y Yune pierde el equilibrio, cayendo a un frágil tejado de vidrio del cual Claude le ayuda de inmediato a salir. Es allí cuando le explica la complicada relación que tenía con su padre, que falleció cayendo en la construcción de la galería Grand Magasin, que anteriormente había prohibido sin explicaciones visitar a Yune.

Es así como todo queda explicado y vuelven al reencuentro del resto de la galería que le buscaba, y al ver la preocupación generada, la chica pide disculpas y se logra sentir como parte de la familia del du Roy.

FINAL FELIZ PARA TODOS y sin nada cerrado, pensarán algunos. Pues sí, al final se desvirtuaron olímpicamente (me ha dado con esa palabra, manía), ya que teniendo un último capítulo del tomo 2 del manga completamente distinto, nos presentan un final alternativo. Claro, para quienes no manejan el asunto del papel, lleva dos volúmenes publicados y se mantiene abierta a la fecha. Digamos que eso es lo que explica tal situación, y como no se me apetece spoilear a nadie, sólo advertiré ¡El manga es precioso!

Termina y felices todos, menos yo, que sufro de pena al ver que como siempre este tipo de series, pasan sin pena ni gloria por culpa de las “masivas”. Tantas han sufrido su mismo destino y son las que recuerdo con más cariño, las que su ost permanecen en mi reproductor, las que podría repetir una y mil veces, y que no hago sólo por el terrible listado de pendientes. Por supuesto, resultó completamente opacada al lado de Usagi Drops y Natsume Yuujinchou san, ambas parecidas en público receptor y que claramente lograron mucho más, pero aun así como esperaba, resultó en una muy grata experiencia.

¿Y la imagen del final? Nah´, que Claude sonrojao me ha podi´o <3

16 pensamientos sobre “Comentario: Ikoku Meiro no Croisée”

  1. Entonces, ¿el manga vale la pena? Porque sé que hay dos adaptaciones paralelas: una que es la historia de Alice, y otra el Ikoku Meiro que hemos visto animado. La verdad. yo me quedé con ganas de más después del final, y es una lástima pensar que no es la clase de serie que pueda tener segunda temporada. Por lo menos nos queda el consuelo de haberla disfrutado, lo mismo que con su banda sonora (y es que, creo yo, es a todas luces lo mejor de la serie, con mucha diferencia).

    En fin, ya sólo queda decir: ¡adiós, Claude! ¡Fuiste un bicho tierno(?)!

    1. A mi parecer sí vale la pena, los dibujos guapos sí lo valen. Ahora, Ikoku meiro no Alice-chan las tomas de complemento, ya que es cómica (monos cabezones y Alice de prota) así que no es obligatorio más si adorable xD.

  2. ah chevere, gracias , aunque preferiria que Camille se quede con claude,aunque camille tiene siempre un aura de resignacion total , o me parece?? (anda si se queda con Yume, pedobear activado xD )

  3. 16!!!!!!!! what the hell????? , pero si es mas chata y planilandia encima xD yo le daba sus 10 o 12 años jajajajja ejem ejem bueno a todo esto cuantos años tiene claude? si se puede saber :P

    1. tiene 16 según el sistema nipón, 13 cercana a los 14 en realidad xD. Sobre la edad de Claude, ni idea, pero suponiendo que es similar a la de Camille, y viendo que ella no está casada, me imagino que no debe de superar los 20.

  4. creo que una de las mejores series de anime para descanssar de tanto shonen y shojo exremista. y tambien un buen anime que PUEDES VER EN FAMILIA sin tener el bochorno de que salga un pedobear o desnudo ecchi o gemido erotico sin sentido en excdena, totalemnte familar el show y de pasada agradable, por si tienes un familia que ve con mal ojos esto del anime y hagas cambiar su opinion.

    1. Por eso me gusta esta serie,es una de las pocas inocentes qué hay o cómo les quieran llamar,para toda la familia,otra así sería Gosick qué es del mismo creador,Rozen Maiden y algunos Maho Shojos entre otros…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>