Reseña Fate/Extra Last Encore

Extra Last encore es un experimento muy extraño, que puede dividir a la audencia tipica de Fate pero que hace cosas muy bien.

Si, tenemos mas y mas Fate, con Emiya-san Chi no Kyou no Gohan en Crunchyroll, las pelis de Heaven’s Feel en el cine y con UBW, Apochrypha y ahora Extra Last Encore en Netflix. Podemos pensar que ya podría darse cierto agotamiento de la franquicia pero creo que han decidido muy bien mostrar cosas distintas e incluso experimentar maneras distintas de contar una historia.

Last Encore es una historia alterna como Apocrypha, con elementos que al principio no me gustaron, como el ser una recreación virtual del mundo de FSN, con guerras del santo grial como si fuera un deporte pero que en realidad es el último bastión de la humanidad. (O sea se roba el plot de Nier Automata). Pero precisamente este mundo vritual le da mucha libertad con el aspecto artistico y tecnico de la serie que es producida por Shaft y co-dirigida por Akiyuki Shinbo. Tomando muchos de los aspectos que llaman la atención de Bakemonogatari pero que en ciertos momentos me recuerda a Tsukuyomi Moon Phase por alguna razón.

Si, tenemos Masters y Servants, no muchos en realidad pero todos son nuevos. La nueva Saber puede recordar a la heroina de la serie original pero solo en el pelo rubio y el diseño en general. Esta Saber tiene un vestido/armadura roja y tiene una frase kawai “Umu”, como muchos personajes de Bakemonogatari, y con voz de Tange Sakura, o Kinomoto Sakura de CCS. Hakuno es el protagonista de la serie, no tiene memoria y no sabe quien es, solo que quiere sobrevivir y mantener ese gran odio que hay dentro de él. Esto lo lleva a Saber quien lo ayuda a defenderse de una figura que nos resultará familiar.

Algunos personajes de FSN regresan, como Rin dando soporte como acostumbra, Sakura en un rol menor hasta ahora pero la sorpresa es Shinji mostrando una faceta que no le hemos visto antes, la de buen tipo, mas o menos, desde cierto punto de vista. La dirección de arte, progreso de la historia, monologos y la camará en encuadre directo en la cara de los personajes, transiciones entre escenas, y muchas caracteristicas de Shaft están a la orden del día.

Es una fortaleza y una debilidad, es algo diferente para la franquicia, no se si fresco pero si diferente y muy bien hecho. Eso si, hay que ser fan de este estilo por que puede ser que esperas una serie shounen y la hermosa animación de ufotable y te encuentras con algo que mas bien experimental (?), con desnudos y cambio constante de episodio a episodio de como contar la historia, incluyendo escenas que parecen de libros de cuentos, pero que te generan preguntas filosoficas, mas en un mundo donde la vida y la muerte son solo estados, y que realmente no responden muchas de ellas.

Los primeros capitulos son muy Fate pero conforme avanza cada vez se toman mas libertades y se hace presente el estilo de Shaft y Shinbo. El otro director es Miyamoto Yukihiro, quien tiene la dirección de Arakawa Under the Bridge y las pelis de Madoka en su curriculum, así que tampoco es que sea un desconocido pero ya sabemos para donde va su estilo.

Si eres fan de Fate y de Shinbo/Shaft, no te puedes perder esta serie. Si no te late Shinbo pues al menos dale una oprotunidad por las peleas y si no te gusta Fate pues puede ser un punto de entrada. A diferencia de las demás series, esta no se puede recomendar para los pequeños por obvias razones.

El ED no lo recuerdo mucho pero el OP por Nishikawa Takanori, o el cantante de abingdon boys school, es tan memorable como muchos de los temas que ha interpretado en su larga carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.