Archivo de la etiqueta: comentario

Comentario: Mobile Suit Gundam AGE (3 Generations, 3 Gundams, Almost a Series)

OUR GUNDAM FAMILY IS SO AWESOME!!!!
El carro del abuelo es un modelo viejo tuneado, el del padre está disfrazado de pirata y el del nieto es un aborto monstruoso de la tecnología pintado por el dj de una discoteca trance. Si, empiezo a ver el patrón…

Así es. Prácticamente un año después de su controversial estreno, tras 49 capítulos de las clásicas acción, romance, drama, sorpresas y las también clásicas, por qué no, trastadas de guión, irritantes dosis de EMO y criticables, riesgosas y extremadamente desesperadas decisiones por parte del staff (más que en otras ocasiones, me atrevería a decir) Mobile Suit Gundam AGE, la más reciente serie completa de la mayor franquicia mecha (si es que no la MAYOR del anime a secas) llegó a su fin. Y este servidor, mechatard y gundamtard hasta la médula no podía dejar de comentarla.

Esta es la historia pues, tanto la Guerra de los Cien Años entre la familia Asuno y los Vagans de Marte como la cruzada del estudio Sunrise por hacer un Gundam infantil sin ser linchado por medio planeta en el intento. Vaya desenlace…, en ambos casos:
Seguir leyendo Comentario: Mobile Suit Gundam AGE (3 Generations, 3 Gundams, Almost a Series)

Comentario: Hakuouki Reimeiroku

Érase una vez el 2010, cuando Nameh ya estaba en Baratijasblog, que DEEN apostó por una VN otome que causaba sensación en el país de los monos shinos. Curiosa, por decirlo menos, ella se atrevió y enfrentó cada semana a una historia que sentía, avanzaba a paso tortuga. Fue después de su término que se enteró de que tal serie tendría continuación en una segunda temporada, Hekketsuroku, que contaría la segunda parte del juego y en específico, la ruta del personaje principal del Shinsengumi, Hijikata Toshizo.

Enamorada con el final de la segunda temporada y de la historia entonces completa, decidió probar el juego de cualquier modo posible, hasta que se enteró de que Aksys games lo traería a este lado del mundo. En medio de ello, el país de origen sacaba una serie de ovas que adaptan Sekkaroku, otra VN basada en la historia donde toman cierto suceso desde el punto de vista de los distintos protagonistas masculinos (y cuyo ova 6, de Kazama, aún no aparece traducido)

Y es entonces que el 2012, con la experiencia del juego incorporada y todas las temporadas a su espalda, que la joven se enfrentó a la nueva adaptación.

Ficha: MAL
Ver: Crunchyroll
Seguir leyendo Comentario: Hakuouki Reimeiroku

Comentario: Mouretsu Pirates (El Espacio: La Moe-frontera Final)

PIRACY CAN BE KAWAII TOO
Lo cual obviamente involucra niñas en minifaldas y disfraces de colores. ¿Qué? ¿Acaso hay otro tipo de piratería?

Nota: Si, recién veo el final de esto y recién me pongo a escribirle review. Tienen permiso de apuntarme con el dedo y lanzarme papeles en la calle si quieren, pero es que no podía quedarme tranquilo saludando la nueva temporada sin despedirme de algo que (sigue llamándome la atención, considerando a lo que sonaba la cosa en las previews) formó parte de 26 de mis fines de semana.

Mi experiencia viendo Mouretsu Pirates (aka Bodacious Space Pirates aka Miniskirt Pirates, traducciones que aún me pregunto de dónde rayos salieron y quién fue el “creativo” que pensó que sería una buena idea usarlas en las promociones) fue, por no poder definirlo mejor, una montaña rusa de expectativas de principio a fin, lo cual no significa que las sorpresas hayan sido tremendas en términos argumentales ni que el show en general llegara a algún extremo, bueno o malo.
Al comienzo, agradecí su ambición. Digo, podían haberse limitado a poner a estas niñas a hacer las pavadas slice-of-life de siempre solo que en una nave espacial y con gorros con calaveras, pero en esos primeros episodios se esforzaron por sentar bien las bases de una historia sobre crecer y asumir responsabilidades, y darle un fuerte “feeling” sci-fi que hacía tiempo no veía en un anime. El problema llegó cuando pasamos de eso a una simple sucesión de aventuras infantiloides (dignas de un sábado en la mañana en los 80s) in space. No es que abandonara por completo lo primero o que, repito, el giro haya sido para peor, sin embargo el énfasis en las ocurrencias cute de las chicas y la falta de verdadero conflicto (es decir, siendo más ilustrativos, que pasamos de esto a esto y luego a esto) le bajaron el nivel a una serie que…, oh well, al menos se mantuvo entretenida aún entre los plots más ridículos.
Seguir leyendo Comentario: Mouretsu Pirates (El Espacio: La Moe-frontera Final)

Comentario: Natsuyuki Rendezvous

Cuando terminó Natsuyuki, comencé a pensar cómo hablar sobre Natsuyuki. Cómo contarles de manera apropiada el sentimiento contradictorio que me produjo la heredera espiritual de Sakamichi (Por temas de bloques, Noitamina), que siendo de igual modo un Josei, con una duración original menor (4 tomos), tenía de todo para ser muy bien adaptada en los 11 episodios que acabamos de conocer.

El jueves por la noche me esforcé a pesar de los típicos problemas del estudiante promedio (trabajos, trabajos) en ver lo que decidiría mi impresión general acerca de la serie, junto a mi gato blanco y viejo que tiene una infección en sus ojos. Yo terminé sin rostro, él no pasó del minuto tres cuando ya se había aburrido y me había dejado el lado de la cama con ese calor que se va tan rápido como llegó. Y es que así, a medias, completamente a medias, me dejó “esta cuestión”.

Ficha: MAL
Ver: Crunchyroll
Seguir leyendo Comentario: Natsuyuki Rendezvous

Chouyaku Hyakuninisshu: Uta Koi

Tras Chihayafuru, anime que cobró vida el año pasado y cuya popularidad no fue mayor (aunque de todos modos está confirmada la segunda temporada), ha llegado a nosotros otra serie que gira en torno a la famosa recopilación Hyakunin Isshu (cien poemas, cien poetas).
Utakoi nos presenta a Fujiwara no Sadaie, escritor, crítico y erudito de las letras, perteneciente al final del periodo Heian (siglo XII) que nos cuenta que estos sujetos (japoneses) tenían tal amor por las letras que incluso decoraban las paredes con ellas. Seleccionó 100 poemas de cien poetas distintos y como el amor es bonito, la mayoría trata sobre este tema.

Teika (otro nombre con que se llama al hombre mencionado antes), nos dice que contará por qué escogió tales poemas y como parte fundamental, las historias que están tras ellos. Y es que la retórica en ese periodo era practicamente una necesidad para la gente de la corte imperial, ya que para comunicarse y realizar actos que pueden verse tan sencillos hoy en día, como cortejar, tenían un protocolo asfixiante que incluía reglas tales como no poder verse las caras. Se pueden imaginar, con algo así, que expresar abiertamente los sentimientos era imposible, y el saber componer wakas (poema japonés) era entonces una necesidad casi básica (y por lo mismo, había toda una cultura en torno al asunto).

Seguir leyendo Chouyaku Hyakuninisshu: Uta Koi