Archivo de la etiqueta: full metal panic!

Tessa y su MacBook

Esta no es una historia real, todos los hechos aquí sucedidos han salido de la mente de un adicto al churro, a FMP y a las computadoras Apple.

Tessa leyendo Baratijas Blog algo melancólica.

Estaba yo de visita en el HQ de Mithril, y claro, decidí ir a ver a mi linda capitana Testarossa, sin que Kagamin se entere claro esta. Llegue a su oficina, salude a la amable secretaria, me dijo que la capitana me estaba esperando así que entre de inmediato. Pero note a Tessa algo afligida, le pregunte que le sucedía. Ella suspiro, miró hacia el suelo y se quedo en silencio un momento. Trago saliva, se armó de valor y me miró a los ojos por primera vez en este breve encuentro. Me dijo “Ivan-san…”, en ese momento sentí mi corazón deteniéndose un momento, “estoy… consternada”. Miles de ideas pasaron por mi cabeza, acaso ese tal Sagara se había propasado con ella, quizás le rompió el corazón, de nuevo. Vaya que si hay mujeres necias.

Vinagre balsámico…

Busque algo filosófico que decir, vaya, al menos algo inteligente pero solo pude decir “ya veo”, un incomodo silencio duro unos segundos y agregué “¿qué paso?”. “Ha ocurrido un horrible error, es una… catástrofe” fue lo que ella respondió. Mis sospechas eran ciertas, o eso pensé. “¿Quién fue? dime y lo mato”. Tessa sonrió ligeramente y me dijo “No creo que puedas hacer algo, lo hecho, hecho esta”.

“Bueno, al menos dime que fue lo que sucedio”. Dije lleno de una gran intranquilidad, Tessa quería llorar, estaba reteniendo con todas sus fuerzas las lagrimas de sus ojos. “vamos, tranquilizate no puede ser tan grave…”. Cuando me acerque, ella me detuvo y dijo “estoy bien”. Guardó silencio unos segundos y finalmente salieron palabras de su boca: “¿Conoces las nuevas MacBook de Apple?” yo en ese instante no sabia de que me hablaba, digo, claro que las conocía pero no tenía idea que tenían que ver en todo esto.

Espero que no las renueven la próxima semana…

“Aja” dije, nótese mi extenso vocabulario. “pues ordené una antier por la tarde” , dijo Tessa aun con tímidas lagrimas saliendo de sus ojos y las mejillas completamente rojas. “¡Que genial!” exclamé con gran emoción. “No, debería ser así, pero no lo es”, dijo ella un tanto molesta. “¿Por qué lo dices? ” pregunté con gran asombro. “Es que…”, “te costo toda la paga del mes?” interrumpí, lo siento es uno de mis malos vicios. “No, casi, pero no…”. “¿Entonces que pasa?”. Tessa tenia dificultad para decir las palabras que estaban en la punta de su lengua, estaba enojada y con ganas de llorar pero mi curiosidad estaba al máximo así que repetí la pregunta “¿Entonces que pasa?”.

Ella dijo algunas palabras en voz baja, le pedí que lo repitiera ya que no había escuchado nada, ella sujeto fuertemente sus manos sobre sus piernas y gritó con todas sus fuerzas “Es que yo quería el modelo negro, como tu sugeriste, y me dieron el que no es!”. En ese momento, corrió a mis brazos y comenzó a llorar.

¡Yo la quería en negro!

Mientras la confortaba entre mis brazos, mire al escritorio por solo un segundo y mi mirada se lleno de sorpresa. Le dije “¿Tessa-chan?”. Ella estaba ya mas tranquila y me dijo con su habitual tono de voz “¿si?”. Ahora era a mi al que le costaba trabajo decir una palabra, pero finalmente dije “No es negra porque ordenaste una MacBook Pro y es de aluminio”.

Tessa se separó de mi un poco y me dijo “y eso significa que…?”. La mire a esos hermosos ojos, y le dije “que hiciste una mejor compra de lo que sugerí”. Ella se sorprendió y después se alegró mucho. Se separo completamente de mi y fue corriendo hacia su ahora preciado objeto. “Entonces, ¿todo este tiempo he estado llorando y sintiéndome como una tonta cuando en realidad debería estar contenta?”, yo asentí, “ja, que torpe soy”.

Normalmente cuando ella dice algo así yo lo niego inmediatamente y le recuerdo lo especial que es. Pero esta vez, no puedo estar en desacuerdo con ella.

Hasta la próxima.