Archivo de la etiqueta: Onegai Teacher!

Screenshot(s): Tontos y culposos placeres <3

Es gracioso, pero los únicos otros dos animes que pude terminar de la temporada pasada son de aquellos sobre los cuales en otros tiempos (tras vérmelos bien escondido en un rincón sonriendo como un tarado, eso sí :3) no me hubiera molestado en escribir… Tiene que ser cosa de esa temporada tan débil… una conspiración del moe (como cada año) ¿O quizás no? Veamos:

PHILOSOPHIC MOE MECHA
Créanme que entendí más el final de Evangelion que este :S

La primera es Rinne no Lagrange, una serie cuya mortal combinación de niñas lindas en faldas + SUPER ROBOTS SUPERPOWEROSOS representaba un placer culposo irresistible para quien escribe. De esos productos simples y estúpidos que puedes aguantar a base de unas buenas batallas espaciales, personajes más o menos agradables y uno que otro momento fanservicero en cada cap.

No obstante, es ahí donde me sorprendió, ya que conforme la cosa avanzaba, eran otras las cosas que hallaba disfrutables. Fue como si el staff se hubiese dado cuenta a mitad de camino de que con esos personajes y presentación tan chuscos no le convenía centrarse en el DEEP SERIOUS conflicto interplanetario, decidiendo optar en su lugar por la fusilada ruta del slice-of-life de colegialas. Poco a poco (tal vez por problemas de presupuesto, quién sabe), las peleas y la charla política se hicieron raras y la mayor parte del tiempo lo que teníamos era a nuestras protagonistas haciéndose amigas, ayudando en el festival escolar, bañándose juntas, etc… ¡Y lo gracioso es que funcionó! LOL No, en serio. Esos momentos sonsos se sintieron genuinos y para ser eso estuvieron muy bien ejecutados (más que en cientos de clones de K-ON!), consiguiendo el milagro de que le agarrara cariño a las chicas y a algunos otros del cast (los dudes esos, no sé, como que caían muy bien). Lo suficiente como para ignorar las estupideces y querer ver cómo termina todo en la segunda temporada que se viene en Julio. Quién lo diría.

Mención aparte merece el último capítulo que aunque dejó que desear como toda la serie (¿qué rayos pasó? ¿alguien sabe? °-°), tuvo una dirección excelente y usó una narrativa bastante original, que otro anime promedio ni se atrevería a intentar. Además, cerró en una nota de lo más agradable, quizás demasiado rosa pero que le cayó como anillo al dedo al show.
¿El Veredicto final? Decentona y divertida, si bien nada especial y muy difícil de recomendar.


DAAAAAWWW *u*
Si, él es un loser y ella una lerda, pero... pero... HNNNGGG!!! *u*

Por otro lado, el caso de Ano Natsu de Matteru, antes que nada merece comentarse por mostrar claramente cómo una gran ejecución hace maravillas con una historia mediocre.

Porque no hay que engañarse. Esta serie en esencia no es más que una fantasía romántica masculina de “chico-conoce-chica-mágica/extraterrestre/fantasma/whatever”, de aquellas que eran tan comunes en los 90s y a las que de cierto modo homenajea. Personajes, trama, desarrollo…, todos sus aspectos están al servicio de eso y la cosa no pretende ser algo más. Hasta se podría decir que juega a lo seguro, pues cumple a rajatabla casi todos los clichés del género: la pareja principal conformada por el dude loser buena gente del que todas se enamoran (se hubieran lucido poniendo a fuckin “no-homo” Tetsuro de prota… o a la “agente L” LOL) y la típica chica lindísima (lo repito: LOS JODIDOS LENTES!!!!! *¬*), casi angelical, ignorante de nuestro mundo que se enamora perdidamente de él (no es que tuviera otra opción, ¿o si?); la osananajimi tsundere, el polígono amoroso, los lloriqueos, los caps en la playa, la pseudo-rival venida de otra parte, la mascota “Pokémon”, etc. Sin mencionar que el tema de lo extraterrestre termina estando de más en la trama, ya que su única función es proveer una andanada de Deus Ex Machinas tan descarados en su conveniencia que dan miedo (lo de la hermana y las “malignas” sondas de recuperación, principalmente).

Sin embargo, hay un factor que la hace si bien no buena con todas sus letras, algo que vale la pena para pasar el rato y es la mano de Nagai Tatsuyuki, el curtido director de Toradora! y Ano Hana, por citar algunas de sus obras. Gracias a él, al cuidado que le pone a la atmósfera, a los diálogos y al arte, aquellas escenas dramáticas o romanticosas que de otro modo te darían risa por la cursilería estúpida y que de hecho (con esos personajes tan de cárcel) tienen todo lo necesario para resultar así, terminan siendo en su lugar adorables y conmovedoras.
Un detalle que tal vez no contribuye a la verdadera calidad de la serie, que te puedes sacudir fácilmente pensando un poco en los errores que en ella abundan o en el patético nivel de caracterización; pero igual uno que hace de ella una MUCHO mejor experiencia…

Tanto que por unos segundos puedes dejar de sentirte culpable.

Season Screenshot #4: ICHIKAAANNGHHH!!!!! <3 <3 <3

HHNNNGGG!!!
Oh, Dios mío...( ゚ Д゚)

HHNNNGGGGG!!!!!
OH. DIOS. MÍO!!!! ¡¡¡¿QUÉ ACASO QUIEREN MATARME, MIERDAA?!!! ( *A*)=3

*¬* *¬* *¬* WAAHHH!!!! MALDITO SEAS J.C. STAFF Y MALDITA SEA TU ÚLTIMA PUTA SERIE!!!! ¿Es este alguna clase de plan maligno? ¿Cómo puedes, cómo te atreves a mandarme algo de este calibre? ¿A una chica re-linda, pechugona, inocentona, extraterrestre (oh wait!), con la voz de Tomatsu Haruka (“Uh?” HNNNGGG!!!)y, para rematar, con unos DELICIOSOS, JODIDAMENTE ADORABLES LENTES? ¿Qué no sabes que es una combinación peligrosa para mi salud y cordura? ¿Que es como un cataclismo nuclear para mi pobre e inocente cerebro (jeje)? ¿Que, debido a ella, durante un episodio siempre correré el riesgo de quedarme tarado de pronto? ¿O desangrado, hecho un fiambre en el suelo de mi habitación? ¿Por qué, damn it? ¿POR QUÉ? TT_TT

Aahhh… Vaya placer culposo el que Ano Natsu de Matteru (Esperándote en el Verano) ha resultado ^^U. Verán, cuando digo que esta Temporada anda BIEN débil no me refiero necesariamente a su calidad; sino más bien a sus premisas, al grado de originalidad y creatividad invertido en las series. Ésta, por ejemplo es ooootra en la laaaarga lista de series románticas/fanserviceras/fantasías-otakus y hace gala de casi toooodos los clichés que la industria ha repetido desde los 90s, especialmente en referencia (totalmente descarada, casi siempre) a una historia famosa entre los que pasamos nuestra pubertad en esos años: Onegai Teacher!, con la que comparte al escritor (Kuroda Yousuke) y al diseñador original de personajes (NO es pura coincidencia).
Sin embargo…, (alguien querrá matarme por decir esto) luego de tres episodios y dejando de lado la nostalgia; la encuentro curiosamente interesante, con gran posibilidad de ser más de lo visto a simple vista. Aunque la cosa llega a extremos desesperantes por momentos, los personajes hasta ahora no caen particularmente mal (excepto el prota, por supuesto), de hecho actúan de modo bastante realista, la ejecución es correctísima, los subplots que se desarrollan (un polígono amoroso de varias aristas…) resultan atractivos… En resumen, usa su falta de pretensión a su favor y quizás eso sea por la intervención de un estudio muy curtido en estas lides o la mano del director Nagai Tatsuyuki, uno de mis favoritos personales y quien hizo un magnífico trabajo con historias similares, también al principio plagadas de estereotipos: Ano Hana, To Aru Kagaku no Railgun y Toradora! Buena señal, pues dudo mucho que la serie logre trascender sin experimentar cierta evolución, cierta crítica o twist a lo que Onegai! fue en su época. ¿Lo logrará?

Bah, ys me cansé de ponerme crítico. FUCK IT!! Solo por Ichika <3 yo me tragaré esta vaina entera como si fuera un simio, gritando incoherencias a la pantalla, adorando cada escena en donde enseñen carne y, seguro, llorando como una nena con el final *o*. Soy tan, TAAAAN débil. T_T

El Resto:

[spoiler show=”Mostrar más Primeras Impresiones”]

Zero no Tsukaima F – J.C. Staff: 2 eps. Tengo que agradecer que al igual que con Shana, J.C. Staff se decidiera a terminar de una buena vez con la otra pesadilla (para los oídos, claro. Agghhh!!!) tsunderesca marca Kugimiya (o su primer y más descarado clon, según el punto de vista). Y todavía más porque, en lo personal, considero a esta cosa PEOR que Shana. Es decir, ésa era mediocre y ya, pero ZnT siempre se las arreglaba para dejarme la frente roja de tanto faceplam o irritarme el estómago de ira cada vez que intentaba verla. Aleluya, hermanos. En cuanto a lo que vi de esta última (creo que lloraré de la felicidad… T_T) encarnación de la franquicia: well MEH… Es como darle al botón de reset a un videojuego que ya has pasado 80 veces, con todo volviendo a la dinámica eterna sin motivo ni sentido (#okno. el harém de Kaito se hizo más grande aún! WOW!) en vez de hacerme sentir que los personajes o la historia progresan de algún modo. Ahí nomás lo dejo. Felicitaciones a los valientes que la hayan seguido hasta ahora. WE SALUTE YOU.

Area no Kishi – Shin-Ei Animation: 1 ep. ¿Cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que tuvimos una serie de estas? ¿Un shounen clásico, sin pretensiones ni exceso de fujoshit, sobre algún deporte? Siento como si hubieran sido décadas… En fin, no hay mucho que decir sobre Area no Kishi. Es estereotípica y recontra predecible (el prota AMA el fútbol, se une al equipo de su colegio, conoce gente, se prepara a enfrentarse a otros en tal torneo, etc, etc.), pero bien presentada y ejecutada, lo que la hace recomendable para el que extrañe ver algo así, aunque no sea, por supuesto, nada memorable. Si no, alguien me avisa porfa.
[/spoiler]